La vocera de la Alianza Africana para la Entrega de Vacunas, Ayoade Olatunbosun-Alakija, habló sobre la variante del COVID-19 llamada ómicron y cuestionó a los países desarrollados que producen las vacunas.

Según Alakija, la aparición de esta nueva variante del coronavirus “era inevitable” y tiene razón de ser tras el “acaparamiento” de vacunas contra el COVID-19 por parte de las potencias mundiales.

La aparición de esta variante era inevitable. Se debe a la falta de vacunación por el acaparamiento de vacunas por parte de los países desarrollados”, señaló.

Además, hizo una declaración a medios internacionales donde expone un panorama totalmente diferente al actual si el coronavirus se hubiera detectado en África y no en China.

Si el COVID-19 que apareció en China hubiera aparecido primero en África, no quedan dudas de que el mundo nos habría encerrado y hubiera tirado la llave muy lejos”, manifestó Alakija.

También, la vocera de la Alianza Africana para la Entrega de Vacunas agregó que “no habría existido ninguna urgencia para desarrollar vacunas y que África se habría hecho conocida como el continente del COVID-19”.

Las declaraciones Ayoade Olatunbosun-Alakija se producen luego de que el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, afirmara que no se puedecastigar” a un país donde fue detectada una variante como es el caso de la ómicron.

Dicha variante ha causado revuelo en el mundo en los últimos días por su rápida propagación y alto nivel de trasmisión.