La Organización Mundial de la Salud advirtió que las vacunas no son una solución mágica para la crisis del COVID-19.

La OMS advirtió sobre lo que dijo era una creencia errónea: que la crisis del coronavirus se habrá terminado con la llegada de las vacunas, casi un año después del inicio de la pandemia que ha matado a 1,5 millones de personas en todo el mundo.

«Las vacunas no significan cero covid», dijo el director de Emergencias de la OMS, Michael Ryan, quien añadió que no todos podrán recibir una dosis a principios de año.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, también advirtió contra la «percepción cada vez mayor de que la pandemia se acabó» con el virus aún propagándose rápidamente, lo que ejerce una enorme presión sobre los hospitales y los trabajadores de la salud.

La OMS detalló que 51 vacunas candidatas están siendo probadas en humanos, y 13 de ellas ya alcanzaron la etapa final de testeo masivo.

Publicidad

– «Seguir a la ciencia» –

En el camino del éxito están las crecientes señales de escepticismo sobre las vacunas, con información errónea y desconfianza que tiñen la aceptación pública de la vacuna.

Un sondeo de Levada en Rusia arrojó que recientemente solo el 35 % de los encuestados estaban preparados para vacunarse contra el COVID-19.

– Aumento de casos tras Navidad –

La pandemia del coronavirus dejó más de 1,5 millones de muertos en el mundo y contagió a 65 millones de personas desde que surgió por primera vez en la ciudad china de Wuhan a fines del año pasado.

América Latina y el Caribe ha experimentado un aumento del 18% en los casos en una semana.

Los jefes médicos británicos dijeron que la llegada de una vacuna debería reducir las muertes «significativamente» a principios del próximo año, pero advirtieron que los eventos sociales durante la Navidad podría causar otro aumento antes de esa fecha.