La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este lunes que quizás nunca haya una «solución» contra la pandemia del COVID-19, a pesar de la carrera en curso para obtener un vacuna.

«No hay solución y quizás nunca la haya», declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa en línea.

«Todos esperamos tener un número de vacunas eficaces que puedan evitar que la gente se contagie», pero entretanto frenar los brotes depende del respeto de las medidas de salud pública.

La pandemia del nuevo coronavirus ha provocado al menos 689.758 muertos en el mundo desde diciembre, según un balance establecido por AFP este lunes a las 11H00 GMT en base a fuentes oficiales.

Además, más de 18.109.730 personas en 196 países o territorios contrajeron la enfermedad, de ellas al menos 10.505.100 se recuperaron, según las autoridades.

El domingo se registraron en el mundo 4.168 nuevas muertes y 217.273 contagios. Los países que más fallecidos registraron según los últimos balances oficiales son India con 771, Brasil (541) y Estados Unidos (515).