La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este martes que la República Democrática del Congo (RDC) está mejor preparada que en el pasado para afrontar el nuevo brote de ébola que se ha detectado, pero advirtió del riesgo de propagación porque el área afectada está muy conectada con la capital y países vecinos.

“Hay que tener cuidado, Mbandaka está muy conectada con Kinshasa, hay que estar alertas y ser vigilantes”, dijo en Ginebra el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Michel Ryan.

Le puede interesar: Congresistas liberales facultan a César Gaviria para que llegue a acuerdo programático con Federico Gutiérrez

El nuevo brote fue declarado este fin de semana y ha causado la muerte de dos personas, mientras que 145 personas consideradas como “contactos” están bajo seguimiento epidemiológico en la ciudad de Mbandaka, capital de la provincia noroccidental de Ecuador.

El doctor Ibrahima Socé Fall, director adjunto para respuestas de emergencias de la organización, comentó que es preocupante que el ébola haya vuelto a detectarse en una zona urbana y con densidad demográfica elevada.

Le recomendamos leer: Procuraduría abre indagación preliminar al general Zapateiro por presunta participación en política

“Hay riesgo de propagación de través del río hacia países como la República Centroafricana o República del Congo (Brazaville). Por eso estamos trabajando con las autoridades y movilizando a las comunidades, para no perder ninguna cadena de transmisión”, agregó.

Ryan sostuvo que en esta ocasión las vacunas contra el ébola están en el país y que en breve empezará la inmunización de los grupos de mayor riesgo

Asimismo, consideró que la velocidad con la que se ha detectado este brote, la rápida reacción, así como la disponibilidad de test y vacunas no tienen precedentes en la historia de esta enfermedad.

“Viendo la capacidad y experiencia en la RDC creemos que se puede contener, pero cada brote es único, no se puede asumir que porque hemos combatido al ébola en la misma área antes se puede hacer lo mismo”, advirtió Socé Fall.

El ébola es una enfermedad altamente transmisible y de elevada mortalidad.