La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó el uso de emergencia de la vacuna china Sinopharm contra el COVID-19.

Dicha vacuna es la sexta que autoriza la OMS tras haber constatado que cumple los criterios de seguridad, eficacia y seguridad requeridos.

 

Mira también: Alemania, Pfizer y BioNTech rechazan liberación de patentes de las vacunas contra el COVID-19

 

 

El grupo asesor de expertos en inmunización que asesora a la OMS en esta materia revisó la información científica sometida por el productor chino y recomendó al director general de Organización que proceda a su aprobación para contar con una nueva herramienta para frenar la pandemia.

Esta aprobación permitirá que la plataforma COVAX para un acceso justo a las vacunas entre en negociaciones con la compañía Sinopharma para adquirir sus vacunas y distribuirlas entre los países que no tienen acceso a éstas.

 

Mira además: Putin respalda la idea de suspender las patentes de las vacunas anticovid

 

 

Grupos de expertos realizaron por cuenta de la OMS inspecciones en las instalaciones donde se fabrica esta vacuna en China para corroborar que los estándares de calidad se cumplen.

Publicidad

La vacuna de Sinopharm requiere dos dosis y se basa en la tecnología del virus inactivado, como la mayoría de vacunas que se han desarrollado hasta el momento, con excepción de las de Pfizer y Moderna, que usan la tecnología del ARN mensajero.

Sinopharm se ha convertido en la primera vacuna que la OMS autoriza antes de que lo hagan otros reguladores de referencia internacional, como el de la Unión Europea y el de Estados Unidos.