Mientras el mundo sigue anunciando noticias esperanzadores sobre una pronta vacuna contra la COVID-19, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ‘bajó los humos’ con sus más recientes declaraciones.

Para la entidad, el hecho de que varias investigaciones estén avanzado hacia un vacuna efectiva, no quiere decir que ésta se vaya a suministrar a la población antes de que termine el 2020.

«Hay que ser realistas en cuanto a los tiempos. No importa cuánto intentemos acelerar el proceso, tenemos que estar seguros de que una vacuna es segura y efectiva, y esto toma su propio tiempo», afirmó Michael Ryan, director de Emergencias Sanitarias de la OMS.

Además, el directivo agregó que la prisa en los esfuerzos «no significa bajo ninguna circunstancias que vamos a tomar atajos en lo referido a la seguridad».

¿Se enteró? 👉 Esto costaría en Colombia la vacuna de Oxford contra la COVID-19

Para argumentar su respuesta, Ryan recordó que ninguna vacuna es 100% efectiva, y dio el ejemplo del antiviral contra el sarampión, considerado como uno de las más efectivos con tan solo un 95%.

¿Cuándo estaría lista entonces?

Publicidad

Para Michael Ryan, la aplicación de la vacuna a la humanidad sería probablemente hasta principio de 2021.

«Siendo realistas, será en la primera parte del próximo año antes de que comencemos a ver a las personas vacunarse«, expresó el funcionario de la OMS en la sesión informativa por redes sociales.

En ese orden de ideas, Ryan añadió que «debemos ser justos con esto, porque este es un bien global. Las vacunas para esta pandemia no son para los ricos, no son para los pobres, son para todos».

¿En qué van las posibles vacunas?

Estudios publicados esta semana dieron esperanzas de encontrarla pronto gracias al avance de dos ensayos: el de la Universidad de Oxford en asociación con AstraZeneca y el de investigadores de varios organismos en China, financiados por CanSino Biologics.

En Estados Unidos, los laboratorios Pfizer, Merck y Moderna dijeron que en caso de lograr la vacuna contra el nuevo coronavirus, no la venderán a precio de costo.

Por el contrario, Johnson & Johnson y AstraZeneca se han comprometido a vender inicialmente sus dosis sin obtener ganancias.

Por otra parte, Brasil se convirtió en el primer país en iniciar las pruebas en fase 3 de la vacuna china contra el coronavirus Coronavac.

Unos 9.000 médicos y paramédicos voluntarios recibirán en los próximos tres meses la vacuna, como parte del convenio entre el laboratorio chino y el prestigioso instituto de investigación brasileño Butantan, que busca realizar los ensayos en la última fase antes de su homologación.