La Organización Mundial de la Salud, realizó un llamado urgente a todos los países para que, prevengan, detecten y respondan ante incidentes que se puedan presentar con medicamentos falsificados.

Según la OMS, con el paso de los meses se ha intensificado el reporte de incidentes con jarabes para la tos que se suministra a niños y niñas.

Hay sospechas de que muchos de estos medicamentos para la tos en infantes están contaminados con altos niveles de dietilenglico y etilenglicol.

“Estos contaminantes son sustancias químicas tóxicas que se utilizan como disolventes industriales y agentes anticongelantes que pueden ser mortales incluso en pequeñas cantidades”, confirmó la OMS.

La Organización, al recibir la notificación de estos medicamentos defectuosos, informó inmediatamente a la opinión pública e hizo un llamado a los Gobiernos.

Se pidió que se verifique la venta de este tipo de jarabes:

  1. Detectar y quitar de circulación de las respectivas tiendas todos los medicamentos defectuosos de los que ha alertado la OMS.
  2. Asegurarse de que todos los medicamentos que están para la venta hayan sido supervisados y fueron aprobados para su distribución.
  3.  Asignar los recursos apropiados para mejorar y aumentar las inspecciones de riesgos en los sitios de fabricación.