La Organización Mundial de la Salud (OMS) vinculó este jueves el éxito de una futura vacunación contra la COVID-19 a que los países tengan listos planes de preparación y a que cuente con la confianza de la población.

«La promesa de una vacuna es magnífica, pero no podrá alcanzar todo su potencial sin una sólida preparación y la aceptación de la comunidad«, señaló en rueda de prensa el director para Europa de la OMS, Hans Kluge.

Que haya más de 200 candidatas a vacunas y que más de cincuenta estén ya en fase de ensayos en seres humanos puede cambiar «las reglas de juego».

Las vacunas permitirán cerrar la fase aguda de la epidemia, pero hasta que lleguen es «imprescindible» mantener medidas protectoras como el uso de mascarillas.

Kluge recordó que el suministro de vacunas en la fase inicial será «muy limitado», por lo que es necesario decidir quién debe ser vacunado primero para maximizar el impacto.

Publicidad

Por eso, reiteró la recomendación de que se dé prioridad a trabajadores sanitarios y sociales y a personas mayores de 60 años.

«La vacunación salva vidas, el miedo las pone en peligro», enfatizó Kluge.