Según un informe presentado este lunes por la Misión de la ONU en Afganistán (Unama) en el bombardeo ocurrido el pasado dos de abril por parte de las Fuerzas Aéreas afganas en la provincia norteña de Kunduz, murieron al menos 36 personas, de las cuales 30 eran niños. En el hecho también salieron personas heridas.

En el reporte se señala que el 2 de abril helicópteros de la Aviación afgana lanzaron una operación aérea contra la localidad de Laghmani, en el distrito de Dasht-e-Archi, en la que emplearon misiles y ametralladoras pesadas durante una ceremonia religiosa junto a una escuela coránica.

Hasta la fecha se han verificado 107 víctimas 36 muertos y 71 heridos, de los que 81 eran niños, 30 muertos y 51 heridos, así lo informa la ONU. El documento fue elaborado con entrevistas realizadas a víctimas, testigos, funcionarios y personal médico, y una misión de reconocimiento al lugar, entre otras fuentes.

El día del bombardeo llegaron a los hospitales de la capital provincial, Kunduz, menores de edad, por lo que se abrieron investigaciones por parte del Gobierno afgano y  la Unama.

Publicidad

Cifras de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán evidencian que año pasado 3.438 civiles murieron y 7.015 resultaron heridos en Afganistán como consecuencia del conflicto, una cifra ligeramente inferior a las 11.434 víctimas de 2016  cuando hubieron 3.510 muertos y 7.924 heridos.

 

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1