«Cerca del 60% de las mujeres en el mundo trabajan en la economía informal, ganando menos, ahorrando menos, por lo que tienen más riesgo de caer en la pobreza» con el COVID-19, advirtió la ONU este jueves, llamando a «situarlas en el centro» de la reconstrucción de las economías.

Aunque las tasas de mortalidad de la pandemia afectan más a los hombres que a las mujeres, «tiene efectos económicos y sociales devastadores para las mujeres y las chicas», dijo el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en un comunicado.

En un informe publicado junto al comunicado, Naciones Unidas destaca que «millones de empleos de mujeres han desaparecido».

«Puede que chicas adolescentes que han dejado de ir a la escuela no vuelvan» nunca a los centros educativos, añadió Guterres, que teme que «los avances perdidos tarden años en recuperarse».

El domingo, el secretario general ya había hecho un llamamiento a los gobiernos para que protegieran a las mujeres y las chicas de la violencia conyugal y familiar en este periodo de confinamiento casi generalizado impuesto en todo el mundo por la epidemia del nuevo coronavirus.