La Organización de Naciones Unidas (ONU), condenó este lunes el reciente lanzamiento de varios misiles balísticos contra Arabia Saudí y pidió que se evite una escalada en el conflicto armado yemení.

La coalición árabe liderada por Arabia Saudí anunció este domingo que las defensas antiaéreas saudíes habían interceptado siete misiles balísticos lanzados por rebeldes yemeníes. Uno de ellos causó la muerte de un residente egipto en Arabia Saudí.

El secretario general de la ONU, António Guterrres, a través de su oficina de prensa, recordó que hoy se cumple el tercer aniversario del conflicto armado yemení, en el que están involucrados países de la región.

«El secretario general hace un llamamiento a la moderación a raíz de las crecientes tensiones y subraya que la escalada (del conflicto armado) no es la solución», informó el comunicado.

El oficio insiste en la necesidad de llegar a una solución negociada en ese país por medio de un «diálogo inclusivo».