La Organización de Naciones Unidas estimó la cifra teniendo en cuenta el incremento de casos de violencia de género, la escasez de anticonceptivos y el impacto de la recesión económica.

Según la entidad, unos siete millones de mujeres tendrían embarazos no deseados durante los próximos meses como un efecto colateral del aislamiento producto de la pandemia.

La ONU aclaró que en caso de que se extiendan las medidas de aislamiento por seis meses, la cifra aumentaría a unos 47 millones, principalmente debido a que en países del tercer mundo el acceso a anticonceptivos es bajo y producto de la crisis sanitaria en el mundo habría escasez.