La mayor parte de Italia deberá permanecer confinada a partir del lunes en el marco de las nuevas restricciones por el aumento de los contagios de coronavirus, indicó este viernes en un comunicado el Ministerio de Salud.

Las regiones más pobladas del norte de la península, entre ellas Lombardía, con Milán, así como Lacio, con Roma, han sido clasificadas como “zonas rojas”, precisó el ministerio.

Italia encara “una nueva ola” de contagios de coronavirus un año después del inicio de la emergencia sanitaria, por lo que buena parte del país será confinado a partir del lunes.

Para 11 de las 20 regiones italianas fue firmado el decreto que ordena el confinamiento, mientras se analizan los datos de otra región (Basilicata), precisa la nota.

Según la clasificación por colores, la zona roja es la más contagiosa e implica el cierre de escuelas, liceos y universidades, así como de bares, cafeterías y restaurantes (excepto para llevar).