Los pacientes que padecen hígado graso no alcohólico y se contagian con el coronavirus pueden desarrollarlo con mayor gravedad y presentar mayores complicaciones, según especialistas.

«Los pacientes que padecen hígado graso tienen un mayor riesgo de complicaciones, y cuadro más severo de la Covid-19«, dijo la gastroenteróloga y hepatóloga Eira Cerda.

Personas con esta enfermedad suelen tener mayor tiempo la enfermedad, lo que significa mayor tiempo de hospitalización, «entre 14 y 17 días» y una mayor carga viral.

La especialista señaló que el hígado graso no alcohólico consiste en el depósito excesivo de grasa en el hígado que puede acabar generando inflamación, fibrosis e incluso cirrosis y derivar en cáncer.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 20 y 30 % de la población mundial sufre de hígado graso y se estima que en América Latina hasta un tercio de la población se ve afectada por este padecimiento.

Uno de los principales problemas de esta enfermedad es la falta de diagnóstico oportuno, ya que muchos de los pacientes saben que padecen hígado graso no alcohólico cuando ya se han desarrollado complicaciones.

Publicidad

«Muchos pacientes ya llegan a consulta con complicaciones de cirrosis o carcinoma y en algunos casos ya ni siquiera podemos hacer diagnóstico exacto de qué causó el hígado graso«, afirma la hepatóloga Graciela Castro.

Por eso es importante cambiar hábitos alimenticios y aumentar la actividad física para combatir esta enfermedad, señala Edith González, especialista en gastroenterología y nutrición pediátrica.

«Es una enfermedad que se gesta desde la edad pediátrica. Por eso debemos estar más cercanos en el crecimiento de los niños que desde pequeños estén en curvas de crecimiento normales«, insistió.

Recomendó además, que desde la infancia se deben comer frutas, verduras, evitando los embutidos y realizar actividad física.