Empezó a cumplirse el acuerdo sellado este fin de semana entre el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y el ministro de Exteriores ruso, Sergey Lavrov, según el cual ambos países procederán a atacar a ISIS y a Al Qaeda conjuntamente en Siria.

El pacto implica un compromiso del presidente sirio Baschar Al Assad de cesar hostilidades contra la oposición política a su régimen e iniciar conversaciones con sus líderes.

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, será el garante de que esta tregua nacional de siete días se cumpla.

En una semana con el camino despejado de luchas políticas internas las fuerzas aliadas norteamericanas y rusas establecerán un centro conjunto para combatir a los grupos terroristas enemigos de los dos lados de la confrontación política de Siria.

Publicidad

Los habitantes sirios han acatado la orden de retirada de los sitios que son centro de bombardeos de ISIS.