Los padres del adolescente de 15 años que abrió fuego el martes en su escuela secundaria en Michigan, Estados Unidos, y dejó cuatro muertos, fueron acusados este viernes de homicidio involuntario.

A los padres de Ethan Crumbley, James y Jennifer Crumbley, se les acusó a cada uno de cuatro cargos de homicidio involuntario, anunció en rueda de prensa Karen McDonald, fiscal del condado de Oakland, en el estado de Michigan.

Le puede interesar: Terrible hallazgo: Encuentran cuerpo de profesor enterrado en su propia casa en Cundinamarca

“Estos cargos están destinados a responsabilizar a las personas que contribuyeron a esta tragedia y también a enviar el mensaje que los propietarios de armas tienen una responsabilidad”, dijo McDonald.

James Crumbley había comprado la pistola semiautomática que usó su hijo, una Sig Sauer de nueve milímetros, cuatro días antes de la tragedia, en el Viernes Negro después de Acción de Gracias en el que las tiendas estadounidenses ofrecen grandes descuentos para abrir la temporada de compras navideñas.

Cuatro estudiantes de la escuela secundaria Oxford High School murieron en el tiroteo y otros seis resultaron heridos junto con un maestro.

Vea también: Consternación por asalto sexual a jugadora de fútbol y atraco a su equipo en Brasil

El ataque tuvo lugar el 30 de noviembre en la pequeña localidad de Oxford, unos 65 kilómetros al norte de la metrópoli de Detroit, poco antes de las 13H00 locales.

El tirador quedó bajo arresto en el lugar. Quien esta acusado de “asesinatos” y “acto terrorista”, y se enfrenta a cadena perpetua porque se le está procesado como mayor de edad.