La baja cotización del grano en los mercados internacionales afecta a más de 25 millones de productores a nivel mundial.

De acuerdo con el reporte de la Federación Nacional de Cafeteros, 35 países productores de África, Asia y América Latina se unieron al llamado para que la cadena del sector de celeridad a medidas que eviten los efectos negativos por la caída de precios.

De acuerdo con la Organización Internacional del Café, OIC, alrededor de 25 millones de familias, en su mayoría pequeños productores, producen café en el mundo.

Hoy en día, la mayoría de ellos ni siquiera pueden cubrir sus costos de producción y muchos de ellos ni siquiera pueden ganarse la vida para ellos y sus familias, explica la OIC a través de un comunicado desde Kenia.

El mundo consume 1.4 billones de tazas de café cada día y los consumidores pagan precios muy altos por ellas (de $ 3.12 en los Estados Unidos a $ 4.60 en Shanghái a $ 6.24 en Copenhague en 2018).

Asimismo, señala la sostenibilidad económica que el ingreso mismo de los caficultores ha sido descuidado por la cadena de valor del café bajo la premisa de que «el mercado es el mercado» y debemos dejarlo gobernar.

El contrato “C” actual se creó como la referencia de precio para una canasta de cafés arábigos suaves de calidad similar conocida como «Centrales».

Publicidad

Hoy, con varios cambios introducidos a lo largo del tiempo, se reconoce ampliamente que el precio basado en el contrato de futuros «C» no cubre los costos de producción para la mayoría de los productores debido a varios factores, incluida la especulación de los fondos de cobertura que no comprenden o no les importa el café.

Freddy Gómez