La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió el martes que la pandemia del coronavirus aumenta el riesgo de muerte por enfermedades trasmitidas por mosquitos, «muy extendidas» en la región, al haber limitado la capacidad de respuesta de los servicios de salud.

«La realidad es que los mosquitos y los patógenos que transmiten siguen circulando. Y sin pruebas o tratamiento, los casos graves de enfermedades transmitidas por mosquitos podrían pasar de ser condiciones fácilmente tratables a (causar) la muerte», dijo Carissa Etienne, directora de la OPS, al destacar la amenaza del dengue y la malaria.

Etienne subrayó que en algunos países americanos, el dengue, la malaria y muchas enfermedades tropicales «tienen un impacto desproporcionado en las poblaciones pobres y vulnerables».

Según la OPS, en enero y febrero, el continente americano reportó un aumento del 139 % de casos de dengue con respecto a igual periodo de 2019. Pero en marzo, con la irrupción del nuevo coronavirus en la región, los casos reportados de dengue disminuyeron.

Según Etienne, la notificación de enfermedades transmitidas por mosquitos, entre las que también mencionó a la malaria, «ha bajado más del 40 %, y se ha observado una reducción en la cantidad de personas que se hacen la prueba».

Con 10,8 millones de casos y casi 395.000 muertes, el continente americano es el más golpeado por la COVID-19, declarada pandemia en marzo por la Organización Mundial de la Salud (OMS).