Los confinamientos y otras medidas de lucha contra la pandemia de COVID-19 causaron en Latinoamérica una pérdida de empleos equivalentes a 80 millones de empleos en el segundo trimestre, o un 33,5 por ciento del total, indicó un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Latinoamérica fue en términos relativos la región del mundo que más empleos perdió entre abril y junio, muy por encima de la media global (del 17,3 por ciento), y acumuló casi la sexta parte del equivalente a 495 millones de empleos perdido en el planeta.

La OIT también prevé que los países latinoamericanos se mantengan como los afectados por la pérdida de empleos derivada de la pandemia durante el tercer trimestre, en el que calcula que el descenso interanual para la región sea del 25,6 por ciento, equivalente a 60 millones de empleos.

Vea también: Alcaldesa Claudia López dice que no rendirá pleitesía al presidente Duque

Aunque la OIT no dio información pormenorizada de cada país, sí destacó que la pérdida de horas de empleos en España rondó el 6 %, en países como Estados Unidos o Brasil llegó al 10 % y en muchas naciones latinoamericanas (México, Chile, Ecuador, Colombia, Costa Rica) estuvo en la banda del 20 %.

Publicidad

Más dramático fue el caso de Perú, uno de los países con más casos de COVID-19 en el planeta y con un alto predominio del empleo informal, donde se calcula que la pérdida interanual de horas de trabajo superó el 50 % entre abril y junio.