Siete millones de personas han resultado contagiadas por el nuevo coronavirus en el mundo, según un recuento de la AFP, aunque las cifras reales son sin duda muy superiores, y la pandemia sigue castigando a América Latina.

En total, más de 400.000 personas han muerto de covid-19 en el mundo, de las cuales cerca de la mitad en Europa.

Hoy, sin embargo, el epicentro de la pandemia se encuentra en América Latina, que suma más de 1,3 millones de casos y 65.000 muertos.

Brasil es el país más castigado en la región y ocupa ya el tercer puesto en el mundo en número de muertes, por detrás de Estados Unidos y Reino Unido, y el segundo en número de contagios.

El ministerio de Salud brasileño volvió a divulgar el domingo cifras totales de afectados, tras ser acusado de «invisibilizar» los fallecidos por covid-19 y no suministrar datos transparentes. Además, difundió números diferentes en dos informes publicados con pocas horas de diferencia. En un primer balance anunció 1.382 decesos en 24 horas, y en un segundo, 525 fallecidos.

Si se considera como válido el segundo balance, el gigante sudamericano tendría 691.758 casos confirmados y 36.455 muertes desde el inicio de la pandemia.

«No hay murallas»

Por su parte, Perú, tercer país más afectado en la región, tiene su sistema sanitario al borde del colapso, debido a la falta de oxígeno.

Y en Chile se registraron récords estás últimas 24 horas, con 96 decesos y 6.405 contagios, lo que eleva el total de muertos a 2.290.

Esta pandemia «nos ha enseñado que somos una sola familia. Lo que le pasa a un ser humano en Wuhan, le pasa al planeta, nos pasa a todos (…) No hay murallas, no hay paredes que puedan separar a la gente», dijo a la AFP la escritora chilena Isabel Allende.

Cuarentena en el Reino Unido

Este lunes entró en vigor en Reino Unido una polémica cuarentena de 14 días que se impone a cualquier visitante que llegue del extranjero.

Estados Unidos, que suma más de 110.000 fallecidos y más de 1,9 millones de infectados, es de lejos el país más golpeado por la pandemia.