El papa Francisco emitió la mayor condena dentro de la Iglesia católica que se ha presentado, al expulsar del sacerdocio al religioso chileno Fernando Karadima por abuso sexual, anunció este viernes el Vaticano.

«El papa Francisco ha dimitido del estado clerical a Fernando Karadima Fariña, de la Archidiócesis de Santiago de Chile. El Santo Padre ha tomado esta decisión excepcional en conciencia y por el bien de la Iglesia», indica en un comunicado el Vaticano.

Karadima, formador de varios obispos, había sido suspendido de por vida de sus funciones, por el Vaticano en 2011, tras ser condenado por abuso sexual a menores.