El Vaticano anunció este jueves que el papa Francisco anuló nuevamente sus audiencias generales de los miércoles en presencia de fieles, a raíz del resurgimiento del COVID-19 en Italia.

«A partir del próximo miércoles, 4 de noviembre, las audiencias generales del Santo Padre recomenzarán a ser transmitidas desde la biblioteca del Palacio Apostólico».

El Vaticano aseguró que esta decisión fue tomada «porque se detectó un caso positivo de COVID-19 en la audiencia general del 21 de octubre, y con el objetivo de evitar cualquier posible riesgo futuro para la salud de los participantes».