El papa Francisco afirmó que «no podemos pretender estar sanos en un mundo que está enfermo», en una carta que escribió al presidente Iván Duque, en ocasión del Día Mundial del Medio Ambiente, que este año tenía que celebrarse de manera presencial en Bogotá, pero a causa de la pandemia de COVID-19 fue de forma virtual.

El pontífice reflexionó que «es un desafío que nos recuerda que ante la adversidad siempre se abren nuevos caminos para estar unidos como gran familia humana».

También aseveró que «la protección del medio ambiente y el respeto a la biodiversidad del planeta son temas que nos conciernen a todos».

«Las heridas provocadas a nuestra madre Tierra son heridas que sangran también en nosotros», añadió, y que «nuestra actitud ante el presente del planeta debería comprometernos y hacernos testigos de la gravedad de la situación».

Para el papa Francisco,  «no es tiempo de seguir mirando hacia otro lado indiferentes ante los signos de un planeta que se ve saqueado y violentado, por la avidez de ganancia y en el nombre, muchas veces, del progreso».

«Todo depende de nosotros, si de verdad lo deseamos», destacó.