01/12/2017

El sumo pontífice saludó este viernes uno a uno a 16 miembros de la minoría musulmana de los rohinyá que procedían de los campos de refugiados en la provincia de Cox’s Bazar, donde se han asentado al huir de la persecución que sufren desde Birmania.

El saludo se produjo al concluir el encuentro interreligioso en el que Francisco participó hoy en el jardín de la sede del arzobispado con representantes de musulmanes, budistas, hinduistas y otros cristianos en Dacca.

Tres familias, 16 personas en total, entre ellas dos mujeres con nikab, una niña y un bebe, se acercaron a saludar al papa, quien se detuvo con cada uno de ellos para intercambiar algunas palabra.

Redacción Internet – CM&