Tres niños han quedado huérfanos luego de que su padre falleciera debido al coronavirus. Hace algunas semanas despidieron a su abuela quien falleció por el mismo virus. 

Moisés y sus hermanos gemelos Antonio y Sydney tendrán que pasar esta Navidad sin su padre.

“El jueves 10 de diciembre, Abraham Amezcua, falleció trágicamente en su casa, encontrado fallecido por su hijo mayor, Moisés. Luchaba contra el COVID-19 en casa y no pasó la noche”, indicó un primo de los pequeños en una iniciativa en GoFundMe que busca recursos para su sostenimiento.

Abraham tenía problemas económicos, pero luchó hasta el último momento por sacar adelante a sus hijos.

Al parecer, Abraham debía seis meses de la hipoteca de su hogar y se atrasó en el pago de la electricidad y el agua.

“La compañía de agua y electricidad ha notificado que cortarán el agua y la electricidad en una semana, el 23 de diciembre, si no se realizan todos los pagos atrasados. La familia tiene una gran necesidad de apoyo financiero en este momento. Los niños tienen la suerte de tener una tía que los ama y que los cuidará, pero ella también está desempleada y bajo presión financiera”, dijo el familiar de los niños.

“Estos niños están devastados por la pérdida de su amado padre y las maravillas de la Navidad quedarán manchadas para siempre en sus corazones. Estos son niños preciosos que no pueden valerse por sí mismos”, añadió.