El papa Francisco manifestó su preocupación por el riesgo de un «genocidio virósico» si se decide priorizar la economía y no la salud de los pueblos ante la pandemia de covid-19, aseguró en una carta divulgada este lunes por el Vaticano.

En la misiva, enviada al juez argentino Andrés Gallardo, presidente del Comité Panamericano de Juezas y Jueces por los Derechos Sociales, y parcialmente divulgada por el portal oficial Vatican News, el pontífice reflexiona sobre la crisis desatada por la propagación del virus.

Francisco reconoce que muchos países «han tomado medidas ejemplares con prioridades bien señaladas para defender a la población», mostrando que «la prioridad de sus decisiones es primero la gente», recalca.

«Y esto es importante porque todos sabemos que defender la gente supone un descalabro económico. Sería triste que se optara por lo contrario, lo cual llevaría a la muerte a muchísima gente, algo así como un genocidio virósico», advirtió.

Francisco, que en varias ocasiones ha manifestado su preocupación por las consecuencias sociales de la pandemia, por la pérdida además de vida de puestos de trabajo, llama a reflexionar «sobre el ahora y sobre el después».

«Porque, prepararse para el después es importante», aseveró el papa, «ya que se notan algunas consecuencias que deben ser enfrentadas: hambre, sobre todo para las personas sin trabajo fijo, violencia, la aparición de los usureros, la verdadera peste del futuro social, delincuentes deshumanizados», recalcó.