04/10/2017

La filipina Marilou Danley, pareja del autor de la masacre del domingo en Las Vegas y declarada «persona de interés» para la investigación, regresó este martes a Estados Unidos procedente del país asiático, su lugar natal y adonde había viajado recientemente.

Danley, de 62 años, aterrizó este martes por la noche en el aeropuerto internacional de Los Ángeles y fue recibida por agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI), de acuerdo a información de medios locales.

La mujer se encontraba fuera de Estados Unidos cuando el pasado domingo su pareja, Stephen Paddock, disparó al público que asistía al Festival de Música Country Route 91 Harves desde su habitación del hotel Mandalay Bay de Las Vegas.

Publicidad

En una entrevista para la televisión de Australia, donde residen, dos de las hermanas de Danley, remarcaron su inocencia y hablaron sobre sus sorpresivas «vacaciones» en Filipinas mientras Stephen Paddock llevaba a cabo la peor matanza en Estados Unidos luego del 9/11.

«Ella estaba afuera para que no esté allí para interferir con sus planes. Ella ni siquiera sabía que iría a Filipinas hasta que Steve le dijo »Marilou, te encontré un pasaje barato», manifestaron las hermanas de Danley a la cadena de televisión australiana.

Por ello, aseguraron que Marilou, no estaba al tanto de la masacre. «En ese sentido, le agradezco (a Paddock) por salvar la vida de mi hermana, pero eso no compensará las vidas de 59 personas», agregó una de las mujeres que pidió a este medio reservar sus nombres.

También, indicaron que solamente su hermana puede «armar las piezas» de lo que pasó, ya que el asesino se suicidó luego del ataque, con motivos aún no esclarecidos.

Stephen Paddock, de 64 años, asesinó a 59 personas e hirió a más de 500 en el tiroteo más letal de la historia moderna de Estados Unidos antes de quitarse la vida.

Un medio de comunicación local reveló este miércoles la existencia de una transferencia de 100.000 dólares hecha por Paddock la semana pasada a una cuenta en Filipinas, el país de donde es Danley y donde se encontraba en estos últimos días.

«No vamos a comentar eso por ahora, pero actualizaremos esa información pronto. La investigación no ha acabado con la muerte de Paddock», aseguró al respecto el alguacil del condado de Las Vegas, Joe Lombardo.

En la última rueda de prensa del día sobre el tiroteo, el alguacil adjunto del condado de Las Vegas, Kevin McMahill, reconoció que las autoridades tienen todavía «más preguntas» que respuestas sobre los motivos que llevaron a Paddock a cometer la masacre.

Paddock modificó hasta 12 rifles semiautomáticos con dispositivos en las culatas para poder abrir fuego de manera completamente automática y disparar municiones contra la multitud a un ritmo más rápido.

Según información preliminar se han recuperado en total 47 armas de fuego en tres localizaciones diferentes, el hotel Mandalay Bay y dos residencias de Paddock, y que fueron adquiridas en cuatro estados por el atacante.

Adicionalmente, Paddock había instalado cámaras en la habitación del Mandalay Bay donde estaba hospedado y desde donde disparó a la multitud, por lo que las autoridades cada vez tienen más claro que planeó con meticulosidad el tiroteo.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos afirmó que desconoce si el autor del tiroteo tenía algún tipo de vínculo con el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

«No tengo ni idea», sostuvo Trump a los periodistas a bordo del Air Force One a su regreso de Puerto Rico al ser preguntado sobre si cree que el autor de la masacre pudo mantener algún vínculo con el EI.

Trump, quien viajará este miércoles a Las Vegas para reunirse con las autoridades locales y familiares de las víctimas del tiroteo, insistió en retratar a Paddock como alguien «enfermo» y «demente».

Aunque el EI asumió la autoría del tiroteo, el Buró Federal de Investigaciones (FBI), ha descartado por ahora cualquier vínculo de Paddock con grupos terroristas extranjeros.

Redacción Internet – CM&