Una cruel pareja aceptó los atroces maltratos que cometió contra sus tres hijos. Los menores sufrieron de violencia física, psicológica y emocional; incluso intentaron quitarse la vida.

Algunos hechos se reportaron entre enero de 2006 y abril de 2017 en el Reino Unido y, aunque los menores ya son adultos, hasta este año la pareja está respondiendo por lo delitos luego de aceptar algunos cargos.

Golpes contra armarios, intentos de suicidio y robos de dinero

Todo inició cuando la pareja identificada como Lorna Dennington, de 47 años y Christopher Dennington estaban a cargo de tres menores, dos mujeres y un hombre, sin embargo, el papá del niño no era Christopher, sino que su progenitor murió y por ende lo dejó con su mamá y con unos ahorros.

De acuerdo con el juez Jeremy Barnett, Lorna castigaba severamente a los menores según su comportamiento, es decir, si no terminaban sus tareas escolares, los golpeaba con una tabla o si tenían manchas en sus dientes, les frotaba las encías hasta que sangraban.

Lea más: Procuradora: No podemos aceptar que se imponga un impuesto sobre las pensiones

Entre los hechos de violencia que más recuerdan es cuando Lorna castigó a una de las niñas que estaba enferma y la obligó a comer en el piso; asimismo, a la otra menor la humillaba revisando su ropa interior para mirar si había menstruado e incluso, la ridiculizaba diciéndole “gorda” en frente de sus amigos. Esta última violencia psicológica llevó a la niña a sufrir problemas alimenticios.

Por su parte, los maltratos que sufrió el niño fueron por llegar tarde a casa luego de la escuela. En una ocasión, Lorna lo golpeó contra un armario cuatro veces.

Quizás le interese: Vuelta a España: brillante victoria de Rigoberto Urán en Tentudía

Otro día, el menor llegó a su vivienda con los pantalones mojados luego de jugar en el río, suceso que enojó bastante a Lorna y por ello, lo empujó a la bañera y le pasó la ducha por la cara mientras le decía: “Si quieres estar en un río, prueba esto”.

Los menores esperaron a cumplir la edad suficiente para huir de casa, para ello, el menor contaba con los ahorros que le había dejado su difunto padre, 58.000 libras esterlinas (más de 295 millones de pesos colombianos), sin embargo, se sorprendió al enterarse que Christopher (su padrastro) tomó el dinero y le dejó solo mil libras esterlinas (más de cinco millones de pesos).

Christopher se justificó aseverando que utilizó el dinero para comprarle regalos para el cuarto del niño, sin embargo, el menor quien hoy es adulto asegura que no es cierto y expresó ante un tribunal que se sintió traicionado.

¿Qué dice el juez y los abogados de los victimarios?

Tras años de sufrir violencia y luego de convertirse en adultos, lograron denunciar a la pareja. Según el juez Jeremy Barnett, quien era aún más responsable de estos maltratos era Lorna, mientras que Christopher “básicamente dio un paso atrás, observó y permitió que sucediera”.

Las tres víctimas testificaron que desde los 17 años intentaron suicidarse e incluso, el niño (quien ahora es un adulto), sufre cambios de humor. “Si alguien cerca de mí levanta la mano, automáticamente me estremezco”, dijo.

Lea también: Crisis energética aumenta riesgo de recesión en la UE, advirtió comisario europeo

“Me hicieron sentir como si yo fuera el problema. La Policía y los servicios sociales me devolvieron cuando me escapé. Pasé mi infancia asustada de las cosas horribles que me sucederían”, confesó otra de las víctimas.

A pesar de las fuertes declaraciones, Michele Turner, la abogada que defiende a Lorna dijo al tribunal que su cliente sufrió un trauma infantil antes de contraer un matrimonio violento y que “luchó por sobrellevar la situación”.

Lea más: Robo masivo en TransMilenio: con armas cortopunzantes atracaron y golpearon a pasajeros

Turner explicó que Lorna estaba “mal equipada para tal responsabilidad” y desde entonces se le ha diagnosticado un trastorno de personalidad emocionalmente inestable, “que está en la raíz de todo este comportamiento”.

Por su parte, John Nixon defensa de Christopher dijo que su cliente era un adulto “vulnerable” que tiene “dificultades para procesar información cuando está bajo estrés”.

Quizás le interese: “No se dejen intimidar de su jefe”: empleada de banco se despacha en plena jornada y denuncia explotación laboral

No obstante, el juez Barnett los condenó a 12 meses de prisión ya que asumieron la responsabilidad en tres cargos.

Sin embargo, Christopher Dennington regresará a la corte el 24 de febrero del 2023 para una audiencia en la que se determinara si debe devolver parte del dinero que tomó de manera fraudulenta.