El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, fue citado al parlamento británico por la fuga de datos de millones de usuarios, información que habría sido utilizada para promover campañas políticas, un escándalo que produjo que la cotización de las acciones de la compañía cayera un 2,6 %.

El comité de Asuntos Digitales, Cultura, Medios de Comunicación y Deportes de la Cámara de los Comunes busca establecer si Facebook protegió la privacidad de sus usuarios en el marco del escándalo de filtración de datos a una empresa británica que habría utilizado la información con fines políticos.

Este comité invitó a comparecer a Marck Zuckerberg antes del próximo lunes para ofrecer una explicación detallada sobre la investigación.

La red social está en el ojo del huracán luego de que The New York Times y The London Observer revelaran que “Cambridge Analytica”, una empresa británica que trabajó para la campaña de 2016 del presidente estadounidense Donald Trump, obtuvo información privada de más de 50 millones de usuarios de Facebook en Estados Unidos de manera irregular, con lo cual habría construido un software destinado a predecir las decisiones de los votantes e influir en los comicios.

La consultora aseguró en un comunicado que cumple «por completo con los términos de servicio de Facebook», no obstante suspendió a su director ejecutivo, Alexander Nix, quien confesó en una cámara oculta del canal británico Channel 4 que su empresa puede tender trampas a candidatos políticos para influir en procesos electorales usando sobornos, mujeres y noticias falsas, además de los métodos que salpican a la compañía fundada por Zuckerberg, que retrocedió un 2,56 % en el índice compuesto Nasdaq al cierre de la jornada bursátil del martes.

En el marco de este escándalo, los fiscales generales de Nueva York y Massachusetts pidieron al gigante de Menlo Park toda su información sobre Cambridge Analytica, incluyendo documentos sobre las violaciones a los términos y condiciones de servicio de la red social, copias de todas las comunicaciones entre ambas empresas y otros.

Según un exempleado de Cambridge Analytica, la firma obtuvo la información de los usuarios mediante una aplicación llamada This is Your Digital life, que funcionaba como un test online y que era presentada como una herramienta de investigación.

270 mil usuarios hicieron este cuestionario sobre personalidad e intereses políticos y recibieron entre 2 y 5 dólares. Para completarlo se requería iniciar sesión en Facebook y otorgarle algunos permisos a la aplicación, como recoger información sobre la actividad del usuario, acceder a la ubicación y a los contactos en la red, lo cual derivó en la recopilación de información de 50 millones de perfiles.

Por su parte, la Comisión Federal de Comercio de Estados unidos abrió una investigación a Facebook que podría terminar en una multa millonaria que consistiría en 40.000 dólares diarios por cada violación.