La Asamblea Nacional de Pakistán aprobó este martes la primera ley del país para defender los derechos de los transexuales y evitar la discriminación que sufre esta comunidad en la conservadora sociedad paquistaní.

La Ley de la Protección de Derechos de Personas Transexuales contó con el apoyo de 90 parlamentarios y la oposición de tres miembros de la formación islamista Jamiat ulema-e Islam.

El Senado aprobó el texto en marzo y la ley entrará en vigor una vez que la firme el presidente del país, Mamnoon Hussain.

La legislación contempla el derecho de las personas transexuales a obtener carnés de identidad, pasaportes y permisos de conducir acordes al género que decidan y subraya su derecho a votar, presentarse a elecciones o heredar.

La normativa establece que el Gobierno deberá ofrecer préstamos a los transexuales para que puedan poner en marcha negocios, además de garantizar oportunidades laborales para ellos.

En los últimos años los transexuales en el sur de Asia, han ganado batallas judiciales en busca de igualdad. En 2009, el Tribunal Supremo de Pakistán decretó que podían obtener carnés de identidad nacional como tercer sexo y en 2012 decretó su igualdad de derechos con el resto de ciudadanos.

El año pasado fueron incluidos en el censo nacional en una categoría aparte por primera vez, que registró 10.418 de ellos de un total de 207 millones de paquistaníes.

En  2017, un grupo de clérigos afirmó en un edicto religioso que los transexuales con signos visibles de atributos masculinos o femeninos podían casarse con miembros del sexo opuesto.