Unas escenas grabadas el pasado domingo, al terminar la misa de Pascua, en la catedral de Palma de Mallorca, le están dando la vuelta al mundo. Se trata de una pelea entre la reina Letizia y su suegra Sofía, el problema: una foto con las princesas Leonor y Sofía.

A la salida de la ceremonia, la reina emérita abrazó a sus nietas para la fotografía, pero Letizia se interpuso para impedir la imagen, mientras trata de quitar la mano de su suegra del hombro de la niña. Doña Sofía insiste en abrazar a la pequeña por lo que la princesa, bautizada con su mismo nombre, le retira bruscamente la mano.

Al final, el rey Felipe VI, se acerca a preguntar qué sucede mientras que el rey emérito, Juan Carlos I, mira consternado lo que sucede.

Hasta el momento la casa real no se ha pronunciado sobre los hechos.