La conmoción en México es fuerte por cuenta de la macabra muerte de Debanhi Escobar, la joven de 18 años cuyos restos humanos fueron hallados en la cisterna de un motel en el estado de Nuevo León.

Debanhi, quien había desaparecido el pasado 8 de abril, fue hallada muerta 13 días después (la noche del 21 de abril). Las autoridades hicieron el levantamiento del cuerpo y practicarán una necropsia.

Una última fotografía de Debanhi, en la que se le aprecia solitaria en la carretera Monterrey-Nuevo Laredo en horas de la madrugada, fue la principal pista que condujo a las autoridades a investigar su desaparición.

Pese a que se han conocido diversas versiones del caso, muchas dudas nacieron. Entre ellas -y las que más coinciden con el caso- tienen que ver con un posible abandono de Debanhi en la llamada ‘Carretera de la Muerte’.

También puedes leer: Fiscales de Portugal nombran a un sospechoso formal en el caso de Madeleine McCann

“Fiesta, pelea, regreso y posible abandono”

Según la versión que recoge Infobae, la joven salió la noche del 9 de abril rumbo a una fiesta en Quinta Venecia, un predio ubicado entre las calles Vía de Numancia y Vía de Montijo; ambas conectan a la recién mencionada carretera.

Esa noche, una prima y tres amigas de Debanhi (llamadas Ivonne, Alejandra y Jessari), contaron que Escobar se comportó de manera agresiva al interior de la fiesta, razón por la cual decidieron irse de allí y contactaron a “un conductor de confianza”, que trabaja con una aplicación.

En medio del trayecto, el conductor argumenta que Debanhi siguió comportándose de manera repulsiva en el vehículo, donde revelo que incluso llegó a manotear a una de sus amigas.

Según la versión, el conductor decidió bajarla del vehículo por cuenta de su comportamiento, en el kilómetro 15 de la mencionada Carretera de la Muerte (Nuevo Laredo), reconocido tramo vial donde se han reportado innumerables desapariciones.

Fue en ese momento donde las autoridades y familiares de Debanhi comenzaron a sospechar las causas de la desaparición. Pues muchas versiones preliminares empezaron a mezclarse; inclusive, una campaña de redes sociales culpó a una de las amigas de Debanhi por “abandonarla” en esa carretera.

En adición, se menciona que esa última fotografía en la que Debanhi aparece solitaria en la carretera vestida con una blusa tipo top de tirantes color blanca, falda obscura y tenis de botín color negro, fue tomada por el conductor del vehículo como prueba de que el la había dejado en ese sitio.

Conozca más: Alcalde de Mariúpol denuncia fosas comunes donde habría 9.000 cadáveres

“Fue a una empresa de transportes”

Infobae continúa su cronología del caso con otra versión recolectada por la Policía de Nuevo León: Debanhi acudió a un despacho de la empresa de transportes de carga Alcosa, ubicado en carretera.

El sitio, que se encuentra a escasos metros del sitio donde aparentemente se realizó la fiesta, fue a donde llegó la joven, gracias a una secuencia captada por una cámara de seguridad. No obstante, al no encontrar ayuda, Debhani aparentemente decidió seguir su camino sin rumbo fijo.

“El motel y una alcantarilla”

El último paradero de Debanhi Escobar fue el Motel Nueva Castilla, en Nuevo León. Allí, las versiones de las causas de la muerte se hicieron aún más confusas.

Aunque el padre de Debanhi, Mario Escobar, catalogó la muerte de su hija como un asesinato señalando que “hay culpables”; todas las versiones apuntan a que Debanhi habría caído a una alcantarilla por error, la cual conecta a la cisterna del motel donde finalmente fue hallada sin vida.

“Mi hija está muerta y no sé qué hacer. Estoy molesto porque me equivoqué, creí en la Fiscalía, repito, en la Fiscalía”, añadió Mario Escobar con lágrimas en los ojos; Hay culpables, sí, que deben pagar, sí, tanto involucrados como gente de la Fiscalía, públicamente lo digo, sentenció.

En adición, las redes sociales también son portavoz de la negligencia que acusa el padre de Debanhi . Según reporta el medio Info 7, las autoridades habían revisado la alcantarilla donde “cayó” Debanhi 7 días después, pero ‘no encontraron nada’.

El señalamiento elevó nuevas sospechas de un aparente crimen, pero las autoridades se sostienen en su versión, por ahora.