El Pentágono anunció la creación de una comisión independiente, liderada por una civil, para abordar las agresiones sexuales en las tropas estadounidenses.

El comité estará encabezado por la experta en violencia de género Lynn Rosenthal, que fue la primera asesora de la Casa Blanca sobre violencia contra las mujeres durante la Administración de Barack Obama (2009-2017).

“Este esfuerzo, esta comisión, está dedicado a los soldados que sufrieron agresiones sexuales, tanto los que han dado un paso al frente y han compartido sus historias con un gran coste personal y a aquellos que han sufrido en silencio y que continúan sufriendo en silencio solos”, afirmó Rosenthal, en una rueda de prensa.

La comisión, integrada por militares en servicio y antiguos, así como por expertos externos, evaluará durante 90 días la situación y posteriormente presentará sus recomendaciones al presidente de EE.UU., Joe Biden.

Vea también: España firma con Colombia acuerdo de cooperación por 120 millones de euros

“La tarea más urgente a la que se enfrenta esta comisión es la rendición de cuentas de quienes hayan cometido agresiones sexuales”, agregó Rosenthal, quien anticipó que además examinarán “el ambiente, la cultura y la prevención”.

“Una de las cosas más duras de escuchar cuando hablan los supervivientes -aseguró-, es cómo los atacantes transmitieron la hostilidad y el enfoque hostil hacia ellos como parte de la agresión sexual”.

Publicidad

Rosenthal señaló que los agresores se dirigen a las víctimas con expresiones como “tú no perteneces aquí, no perteneces a estas Fuerzas Armadas”: “Nadie te creerá si hablas de lo que ocurrió y se te culpará”.

Sin embargo la experta subrayó que la comisión que lidera sí que le dice a ese soldado que ha sufrido la agresión que sí que pertenece a las Fuerzas Armadas.

“Y nuestro trabajo es hacer que este clima sea seguro para que estés aquí”, sostuvo Rosenthal.

Le puede interesar: Agilizarán 16 mil procesos que están represados en el Tribunal de Cundinamarca

El Departamento de Defensa reveló que las denuncias de agresión sexual en las academias militares bajaron de 149 a 129 durante el curso 2019-2020, debido a las medidas para prevenir la propagación de la pandemia del coronavirus.

“Las agresiones sexuales y el acoso sexual son problemas persistentes y perturbadores que no tienen nada que ver con el servicio militar”, señaló el director de la Oficina de Respuesta y Prevención de Agresiones Sexuales del Departamento de Defensa, general Clement Coward, en un comunicado.