Los precios del petróleo volvieron a subir el jueves, luego del recorte de producción anunciado por la Opep+, que el presidente estadounidense Joe Biden busca compensar, aunque sin convencer al mercado.

El precio del barril de Brent del mar del Norte para entrega en diciembre ganó 1,12% a 94,42 dólares en Londres, para colocarse en un máximo en un mes.

Le puede interesar: En el día del trabajo, Ministerio reactivará mesa de reparación para el movimiento sindical

En cuanto al barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en noviembre, ganó 0,78% a 88,45 dólares.

Según Noah Barrett, analista de Janus Henderson Investors, “este recorte de la OPEP+ mantendrá los precios estables o por encima de los niveles actuales, con el riesgo de que volvamos a los precios de tres dígitos si vemos signos de mejoría en la demanda mundial (particularmente en China); y/o una reducción significativa en el Suministro ruso a medida que se activan los embargos”.

El cartel decidió recortar su producción en dos millones de barriles diarios (mdb) a partir de noviembre, sobre un volumen total de 43 mbd actualmente.

También resolvió reunirse cada dos meses, en lugar de cada mes, como lo venía haciendo, esto significa que las actuales cuotas serán revisadas solo hasta diciembre, y de haber algún cambio, este se aplicaría hasta enero.

Los analistas coinciden en que esos 2 millones de barriles diarios de recorte, serán en realidad mucho menos.

“Como grupo, la OPEP+ actualmente está produciendo por debajo de su cuota colectiva, por lo que el recorte general de 2 mmb/d en realidad se traducirá en una reducción del suministro de entre 900 kb/d y 1,1 Mb/d” según Janus Henderson Investors.

Le recomendamos leer: Joe Biden otorgó perdón a todas las personas condenadas por posesión de marihuana

En efecto, muchos miembros del grupo, en particular Rusia, Nigeria o Angola, producen mucho menos de lo que indican sus cuotas, por falta de capacidad.

Analistas de Goldman Sachs también esperan que el precio del crudo se dispare hasta los 110 dólares el barril para fin de año.

“Estudiamos las posibilidades a nuestro alcance” para compensar esta reducción y evitar una nueva escalada de precios, declaró el jueves el presidente estadounidense Joe Biden, quien dijo contar con “numerosas” opciones.

Estados Unidos ya anunció que pondrá en el mercado en noviembre 10 millones de barriles de sus reservas estratégicas, a pesar de que el programa de uso de reservas terminaría en octubre luego de utilizar más de 200 millones de barriles.

La Casa Blanca evalúa suspender temporalmente las exportaciones para aliviar el mercado interno y los precios de la gasolina.