El gigante petrolero británico BP anunció este lunes la supresión de 10.000 empleos en el mundo, es decir el 15 % de su plantilla, con el fin de ganar eficacia y adaptarse a un mercado petrolero golpeado por la crisis sanitaria.

La mayoría de esa eliminación de puestos ocurrirá antes de fin de año, precisó el grupo en un comunicado.

Ante la caída de los precios, BP ya había anunciado a inicios de abril una drástica disminución de sus gastos de inversión y un programa de ahorro.