Luis Ignacio Lula da Silva quien era el más firme candidato a la presidencia de Brasil, tuvo que abandonar su aspiración por cuenta de una ley que él impulsó como presidente que prohíbe postularse a los condenados en segunda instancia.

La llamada ley de la Ficha Limpia en Brasil, que impide  que personas condenadas en segunda instancia se presenten a elecciones populares y que fue sancionada en 2010 por el presidente en ejercicio Luiz Inacio Lula da Silva, es la que hoy le impide ser otra vez candidato presidencial. El Tribunal Superior Electoral  brasileño vetó por ese motivo legal la aspiración de Lula que se encuentra en prisión desde abril pasado, cumpliendo una condena de 12 años por sus nexos en el escándalo de corrupción conocido como Lava Jato.

El Partido de los Trabajadores (PT), cuyo jefe es Lula ha dicho que buscará todas las opciones para que su líder pueda continuar, aún preso, su carrera hacia la que sería su tercera presidencia lo cual es imposible en primera persona por el fallo judicial.

Su plan B es impulsar como candidato, como ya lo están haciendo por debajo de cuerda, a quien estaba previsto ser la formula vicepresidencial de Lula, Fernando Haddad.

Haddad representa un ala moderada dentro del Partido de los Trabajadores y tiene el respaldo de Lula ya que él fue su ministro de educación y conoce a fondo la ideología del PT y los programas de Lula. Haddad también se desempeñó como alcalde de Sao Paulo.

Fernando Haddad es conocido en la clase media complemento político perfecto para las clases populares que adoran a Lula.

Los planes de Lula se esfuman cada vez más por la independencia de la justicia.

Publicidad

Gracias por elegir la independencia.

Recuerde que puede ver Noticias UNO los sábados, domingos y festivos a las 8:00 p.m. por el Canal 1programa ganador de nueve premios India Catalina.

El noticiero es dirigido por Cecilia Orozco y presentado por Mábel LaraGermán Arango y Cristina Hurtado.

Lea aquí más informes de Noticias UNO