La pobreza extrema afectó al 10,2 % de la población de América Latina en 2017, convirtiéndose en el peor dato desde 2008 y como consecuencia del débil desempeño de las economías regionales, estimó un reporte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

«La proporción de personas en situación de pobreza extrema continuó creciendo, siguiendo la tendencia observada desde 2015», dijo la Cepal, al presentar en Santiago  de Chile, su reporte anual Panorama Social de América Latina.

La tasa de pobreza extrema pasó del 9,9% de 2016, al 10,2% de la población en 2017, equivalente a 62 millones de latinoamericanos, mientras que la tasa de pobreza (medida por ingresos) se mantuvo estable, en un 30,2 % de la población, equivalente a 184 millones de personas.