jair bolsonaro brasil polemicas declaraciones coronavirus covid 19mundoFoto: AFP.

Las declaraciones de Bolsonaro sobre el COVID-19 que causan indignación mundial

- 25 de marzo del 2020 9:41 am

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, causó polémica a nivel mundial por sus recientes declaraciones sobre la problemática sanitaria que está causando el COVID-19.

El mandatario calificó a la enfermedad como un “refriadito”, por lo que cuestionó que algunos gobernadores locales estén cerrando escuelas y comercios en su país, como en la ciudad de Sao Paulo, donde se decretó un “confinamiento en masa” para reducir el número de contagiados por el coronavirus.

«Debemos volver a la normalidad. Algunas autoridades estatales y municipales tienen que abandonar el concepto de tierra arrasada. La prohibición de transportes, el cierre del comercio y el confinamiento en masa», dijo Bolsonaro a través de radio y televisión, y acto seguido botó la siguiente ‘perla’: «El grupo de riesgo es el de las personas de más de 60 años. ¿Entonces por qué cerrar escuelas?».

Por supuesto, las declaraciones del líder brasileño causaron un revuelvo en las calles, donde según la agencia de noticias AFP, el mandatario enfrenta cacerolazos en varias ciudades del país, y se oyen gritos como «irresponsable», «incompetente» y «Fuera, Bolsonaro».

Bolsonaro contra los expertos

Para el presidente de Brasil, siguiendo la línea de su par estadounidense Donald Trump, los efectos de la paralización económica pueden ser peores que los del propio virus.

«El virus llegó a Brasil, lo estamos enfrentando y en breve pasará. Nuestra vida tiene que continuar. Los empleos tienen que mantenerse. El sustento de las familias tiene que ser preservado. Debemos, sí, volver a la normalidad», declaró el mandatario brasileño.

Además, Bolsonaro hizo énfasis en que la población de Brasil es joven, y su clima cálido no favorece a la propagación del virus, como en los países europeos.

La posición de presidente brasileño va en contra de las recomendaciones de médicos y expertos en salud, quienes aseguran que las medidas que restringen los movimientos de la población son esenciales para impedir que el contagioso virus se expanda de forma incontrolable hasta hacer colapsar los servicios de salud, como está ocurriendo en Italia y España.

Por ahora, Brasil registró hasta el momento 46 muertos y 2.201 casos de coronavirus. Ante este panorama, el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, sostuvo que el país se está preparando para enfrentar el auge de la epidemia entre los meses de abril y junio.

Por otro lado, debido a la crisis sanitaria, el gobierno brasileño redujo su proyección de crecimiento económico en 2020 de 2,1% a un resultado casi nulo de 0,02%.

*Nota apoyada con información de AFP.