La ciudad estadounidense de Kenosha, en Wisconsin, fue escenario de protestas luego de que un policía disparara varias veces el domingo a un hombre negro por la espalda, a poca distancia y mientras éste se subía a un vehículo.

El hombre, identificado como Jacob Blake por el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, fue llevado a un hospital en Milwaukee y estaba en estado crítico, informó la policía de Kenosha.

«Esta noche, Jacob Blake recibió múltiples disparos en la espalda, a plena luz del día, en Kenosha, Wisconsin», escribió Evers.

La policía dijo que el tiroteo ocurrió cuando respondían a un incidente doméstico, alrededor de las 5:11 pm locales.

Publicidad

Un video del incidente grabado desde un teléfono móvil muestra cómo el hombre es seguido por dos policías con armas, mientras intenta subirse al frente de una camioneta gris.

Cuando abre la puerta e intenta llegar al asiento del conductor, uno de los oficiales le toma por la camiseta y le dispara varias veces por la espalda.

El abogado de derechos civiles Ben Crump dijo que, al parecer, los tres hijos de Blake estaban en la camioneta cuando todo ocurrió y que el hombre había intentado intervenir en una pelea entre dos mujeres.

Tras anochecer en Kenosha, una multitud de manifestantes se enfrentó a policías antidisturbios, según imágenes publicadas por el diario Milwaukee Journal Sentinel.

La ciudad declaró luego un toque de queda nocturno.