Una agente de policía que reportó una alerta de un tiroteo, se llevó la sorpresa de encontrar muerto a su propio hijo, que estaba tendido en medio de la calle.

El trágico acontecimiento ocurrió en la ciudad de Hazlehurst, Misisipi (EE.UU.).

Laquandia Cooley, oficial del Departamento de Policía local, trabajaba en el turno de la noche del pasado domingo, cuando recibió una llamada de otro agente que encontró un cadáver tirado en el suelo y con una herida de bala en la cabeza.

Al llegar al sitio, el oficial Cooley quedó impactado al enterarse que el cuerpo correspondía al de su hijo, Charles Stewart Jr., de 20 años.

Conozca más: (Video) Una mujer le prendió fuego a un habitante de calle mientras dormía: Le quemó los pies

‘Una buena persona’

“No podía creer lo que estaba viendo. Estaba viendo a mi propio hijo tirado en el suelo, muerto. Fue como un pánico. Era simplemente demasiado”, contó Cooley conmocionada al medio local WLBT.

Por su parte, el padre de la víctima contó que su hijo ‘era una buena persona’ y que no estuvo involucrado en el tiroteo que terminó asesinándolo.

“Es traumatizante para toda la familia. Sólo intentamos sobrellevar el día a día. Sólo tratamos de averiguar por qué pasó esto y quién pudo haberlo hecho” añadió el padre de Charles Stewart.

El jefe de policía de la localidad, Darian Murray, informó que el caso será materia de investigación de la Policía del estado de Misisipi. Por ahora, no se reportan capturas ni se conocen las causas del tiroteo.