Los generales han hecho público un memorándum para el Ejército de EE. UU., en el que aseguran que los militares están totalmente comprometidos con la defensa y la protección de la Constitución «contra cualquier enemigo, ya sea doméstico o extranjero».

Condenaron la violenta invasión del Capitolio, en Washington D.C. la semana pasada y recordaron a los miembros del servicio su obligación de apoyar y defender la Constitución y rechazar el extremismo en una declaración que subrayó los desafíos sin precedentes que enfrenta el país después del intento de insurrección del 6 de enero por parte de los partidarios del presidente Donald Trump.

«Fuimos testigos de acciones dentro del edificio del Capitolio que eran incompatibles con el estado de derecho. Los derechos de libertad de expresión y reunión no le dan a nadie el derecho a recurrir a la violencia, la sedición y la insurrección», dijo el comunicado, difundido el martes y firmado por el general de mayor rango de Estados Unidos, Mark Milley, y todo el Estado Mayor Conjunto, que está compuesto por los jefes de cada rama militar.

Vea también: Policía interviene ‘’Chiquiteca’’ en la localidad de Engativá

La extraordinaria declaración subraya la magnitud del desafío y la profundidad de la preocupación en Washington, mientras los funcionarios de todo el sistema de seguridad de Estados Unidos se esfuerzan por lidiar con las secuelas del caos en el Capitolio