Internacional

¿Por qué la música pop nos hace sentir bien? La ciencia tiene una respuesta

NTC - 8 de noviembre del 2019

Hay canciones que nos hacen sentir bien, y un grupo de investigadores de institutos de Alemania, Noruega, Dinamarca y el Reino Unido encontraron la razón. Se trata de una combinación entre los factores de incertidumbre y de sorpresa que nos generan placer.

Para el estudio publicado en la revista “Current Biology”, se analizaron las impresiones de 39 voluntarios sobre 745 canciones de pop tomadas de las listas «Hot 100» de Billboard (Estados Unidos), entre 1958 y 1991.

Con una maquina de modelo de aprendizaje se analizaron 80.000 acordes de las 745 canciones para determinar el nivel de sorpresa e incertidumbre y esto se comparó con la calificación de placer que cada uno de los participantes de asignó a cada grupo de acordes.

Para evitar que los resultados fueran sesgados por impresiones anteriores de las canciones, se extrajo únicamente las progresiones acordes, y se eliminó la melodía y la letra.

El estudio encontró, por un lado, que algunos participantes disfrutaban más cuando tenían relativa certeza de que iba a pasar a continuación, pero eran sorprendidos con un acorde inesperado.

Sin embargo, un grupo de igual número de participantes prefería no tener certeza de lo que venia en la secuencia y luego encontrar acordes que le sonaban conocidos.

Vincent Cheung, el investigador líder del estudio, aseguró en una declaración que «Las canciones que encontramos agradables son probablemente aquellas que logran un buen equilibrio entre saber lo que sucederá después y sorprendernos con algo que no esperábamos. Comprender cómo la música activa nuestro sistema de placer en el cerebro podría explicar por qué escuchar música podría ayudar nos sentimos mejor cuando nos sentimos tristes».

Cheung explicó, en una entrevista con CNN, que las personas siempre están generando predicciones de lo que pasará y esto mismo ocurre con la música y por esto los factores de certeza y sorpresa determina como una acción nos afecta.

Los hallazgos de este estudio podrían influir en la composición musical para mejorar los algoritmos a la hora de componer o de predecir las tendencias musicales

Temas Relacionados: