Un estudio llevado a cabo por científicos del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHEM), determinó que la resistencia ‘antimicrobiana’ se convirtió en una de las primeras causas de muerte natural en el mundo.

En un documento que archiva la investigación, se indica que, solo en 2019, las infecciones bacterianas por el uso de antibióticos representó la muerte de 1.27 millones de personas (3.500 personas al día), en todo el planeta.

Las cifras que sustentan el alarmante estudio comprenden el análisis de 23 patógenos y 88 combinaciones de patógenos y fármacos, en 204 países.

“Estos nuevos datos revelan la verdadera escala de la resistencia a los antimicrobianos en todo el mundo y son una señal clara de que debemos actuar ahora para combatir la amenaza” advirtió Chris Murray, profesor del IHEM y coautor del estudio.

Conozca más: (Vídeo) Policía accionó un táser contra un adulto con problemas cerebrales y de escucha

‘Más mortal que el SIDA y la malaria’

Los investigadores también subrayan que la AMR (Antimicrobial Resistance) está causando más muertes anuales que el VIH (virus que causa el síndrome IH) y la malaria. En 2019, fallecieron por estas enfermedades 860.000 y 640.000 personas, respectivamente.

Del mismo modo, en el artículo se constató que, si bien el AMR supone una amenaza para todas las edades, son los niños pequeños quienes corren un riesgo más alto: una de cada cinco muertes se le asocia a esta población, a causa de la patología.

En cuanto a apartado poblacional, la investigación señala que el mayor número de muertes por AMR se está dando en el África subsahariana (sur) y en el Sudeste Asiático, con 24 y 22 fallecimientos por cada 100.000 habitantes, respectivamente.

El microbiólogo Chris Murray insta a que se tomen medidas para combatir el AMR, optimizando el uso en los antibióticos existentes, su medicación, o invirtiendo más fondos para su realización