Una llovizna y nieve liviana caían en la mañana sobre la capital del mundo, lo que provocó la cancelación de  cientos de vuelos en los tres grandes aeropuertos de Nueva York y su área metropolitana.

El servicio nacional meteorológico prevé nevadas toda la tarde, con una acumulación de 15 a 30 cm en la ciudad de Nueva York, y de hasta 50 cm en algunas zonas del vecino estado de Nueva Jersey. Se prevé que la tempestad amaine esta noche.

Asimismo, la mayoría de los trayectos largos desde la terminal de buses de la capital estadounidense, la ciudad más poblada del país con 8,5 millones de habitantes, también cancelaron sus rutas.

«Las carreteras pueden ser peligrosas y fuertes vientos pueden causar cortes de electricidad», alertó la policía de Nueva York.