El precio del barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en junio, que empezó a cotizar en los mercados este miércoles, ganó más de 4 dólares, un salto cercano al 40 %, en medio de gran nerviosismo de los inversores.

A las 13:50 GMT el precio del petróleo valía 15,74 dólares, un alza del 36,04% respecto al cierre del martes. Poco antes había alcanzado 16,20 dólares, con mas de 40 puntos porcentuales de ganancia.

El barril de Brent, del mar del Norte, subía un 14,43 %, para situarse a 22,12 dólares.

«La volatilidad persistirá hasta la entrada en vigor del acuerdo OPEP+ el 1º de mayo», aseguró el miércoles el ministro de Energía ruso, Alxandre Novak, citado por las agencias de noticias rusas tras una videoconferencia con los diputados de la Duma.

El precio del WTI llegó a moverse en terreno negativo el lunes, por primera vez en la historia.