Por primera vez se dio un Premio Goya a “El Olvido que seremos” (Héctor Abad Faciolince), una adaptación cinematográfica de la obra del escritor colombiano.

Recibió el premio a la mejor cinta latinoamericana en los Goya, donde impactó con su adaptación al cine de la historia del médico colombiano Héctor Abad Gómez.

Desde el prisma de lo cotidiano y de la vida familiar, la película galardonada ahonda en la violencia política en Colombia en los años 70 y 80, y es una adaptación de la novela homónima de Héctor Abad Faciolince, novelista e hijo del médico.

La dirección corrió por cuenta del español Fernando Trueba, que dijo haberse sentido “como en casa” rodando en Colombia, y el guión fue obra de su hermano, el novelista y cineasta David Trueba.

La historia versa sobre “un hombre bueno en acción, que dio su vida” por sus ideas”, dijo Trueba en una videollamda tras anunciarse el premio en la gala, celebrada de manera casi totalmente telemática desde el Teatro del Soho en Málaga.

El jurado quedó cautivado con el retrato cinematográfico de Héctor Abad Goméz, cariñoso padre de familia y humanista que mediante sus campañas de vacunación y de saneamiento de aguas peleó por mejorar las condiciones de vida de los más pobres en el Medellín violento de los años 1970 y 1980.

Publicidad

Un hombre bueno que se convirtió en una figura incómoda por su independencia política, y que pagó con ello su vida, asesinado en 1987 por unos sicarios.

La cinta contó con un elenco escogido, ya que en ella el español Javier Cámara (“Hable con ella”, “Truman”) da vida a Héctor Abad Gómez, el colombiano Juan Carlos Urrego (“Sin senos sí hay paraíso”) al escritor, y Patricia Tamayo, reconocida actriz de series, a Cecilia Faciolince, esposa del médico.

La película tuvo gran visibilidad el pasado septiembre en el Festival internacional de cine de San Sebastián, donde cerró, fuera de competición, la sección oficial.

En el apartado de mejor película iberoamericana competía en los Goya con producciones de Chile (“El agente topo”), Guatemala (“La Llorona”) y México (“Ya no estoy aquí”).