06/12/2017

Crece la tensión mundial por el pronunciamiento que dentro de poco hará el presidente Donald Trump en el que reconocería a  Jerusalén como la capital de Israel y trasladar su embajada hasta allí.

Los pronunciamientos del presidente Donald Trump, sobre el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel no han dejado a nadie indiferente, políticos y líderes del mundo se han manifestado rechazando esta medida.

El papa Francisco, se pronunció al respecto y dijo: ‘’mis pensamientos van a Jerusalén. No puedo ocultar mi profunda preocupación por la situación que se ha creado en los últimos días y por eso hago un llamado urgente a todos para que respeten el status de la ciudad, de conformidad con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas. Jerusalén es una ciudad única, santa para los hebreos, los cristianos y los musulmanes que rinden culto en esta ciudad, uno de los lugares sagrados de sus religiones, una ciudad que tiene una vocación especial por la paz. Roguemos al señor para que su identidad pueda ser preservada y fortalecida en beneficio de tierra santa, medio oriente y el mundo entero, y ruego que la sabiduría y la prudencia puedan prevalecer para evitar, añadir nuevos elementos de tensión en un escenario mundial ya convulsionado y marcado por tantos conflictos crueles”.

‘’Es una decisión ilegal y los problemas actuales en la región llegarán a un punto muerto’’, aseguró Binali Yildirim, primer ministro de Turquía.

Por ello, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha citado para el próximo 13 de diciembre una reunión de la organización para la cooperación islámica que reúne a 57 países para analizar la delicada situación.

Si Trump reconoce a Jerusalén como capital israelí, rompería el consenso internacional y la posición histórica de Estados Unidos de mantener estabilidad en la ciudad hasta que israelíes y palestinos acuerden la paz.

Paula Jiménez – CM&