Hay una fuerte preocupación en la Casa Blanca por el brote de COVID-19 que ya alcanzó a nueve personas del entorno del presidente Donald Trump.

El corazón del poder político estadounidense ahora es el foco de un meticuloso rastreo de casos después de que Hope Hicks haya dado positivo para coronavirus.

Hicks, de 31 años es la asesora más cercana del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Asimismo, es la directora interina de Comunicaciones de la Casa Blanca y quien acompañó el miércoles a Trump en el avión presidencial Air Force One a Minesota para un acto de campaña.