El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, de 65 años y uno de los más escépticos del mundo sobre la gravedad del coronavirus, dio positivo para COVID-19 y comenzó a ser tratado con cloroquina.

«Comenzó el domingo con una breve indisposición«, dijo el propio mandatario a periodistas en su residencia oficial, quien aseguró que se siente «perfectamente bien«.

Durante los últimos meses, Bolsonaro ha desafiado casi a diario al virus, al que llegó a calificar de «gripecita«, circulando por las calles en plena cuarentena, al asistir a actos públicos sin tapabocas, abrazando y besando a partidarios sin cuidado alguno y con un desdeño constante frente a la enfermedad.

Publicidad

Brasil enfrenta un duro panorama frente al COVID-19, ya que es el país de Suramérica con más casos confirmados y más muertos por el virus.

A la fecha el vecino país registra 1.63 millones de contagios y 65.556 muertes a causa del coronavirus.

Por su parte, Estados Unidos es el más afectado por la pandemia en toda América, ya que registra 2.99 millones de casos confirmados y 132 mil fallecimientos.

Seguido de estos, le siguen con casos confirmados Perú (305.703), Chile (298.557), México (261.750), Colombia (120.281) y Argentina (80.434), respectivamente.

Según la Organización Mundial de la Salud, Brasil es el foco de mayor contagio en Latinoamérica y por ende se deben maximizar los esfuerzos gubernamentales y de entidades internacionales para contener el COVID-19.