El presidente chino Xi Jinping, que este martes visitó Wuhan por sorpresa, afirmó que el coronavirus está «prácticamente contenido» en esta ciudad y su provincia, Hubei, el epicentro de la epidemia.

«Los primeros resultados fueron obtenidos estabilizando la situación y cambiando la tendencia en Wuhan y en Hubei», donde 56 millones de habitantes están en cuarentena desde finales de enero, declaró Xi, citado por la agencia oficial Xinhua.

La visita de Xi Jinping coincide con el anuncio de nuevas cifras del ministerio de Sanidad, con solo 19 casos nuevos en las últimas 24 horas.

Se trata de una caída espectacular en relación a los centenares de contaminaciones diarias durante el mes de febrero y una muestra que las drásticas medidas adoptadas por China están dando resultado.

Xi Jinping, con una mascarilla turquesa, llegó el martes por la mañana a Wuhan y luego visitó el hospital de Huoshenshan, el que fue construido en solo diez días para hacer frente a la epidemia, indicó la televisión oficial CCTV.